Hans J. Vollert presenta su proyecto solista “Kedusha”

‘Adam’ y ‘Kedusha’ son la carta de presentación de este grupo de rock experimental que busca sensibilizar a las personas que de alguna manera resuenen con el conectar a través del arte.

Kedusha es una banda de rock instrumental formada por Hans J. Vollert, exintegrante del grupo V For Volume, bajista invitado en proyectos como Ultrágeno, Koyi K Utho, Marc Rizzo y guitarrista invitado de Soulfly, Cavalera Conspiracy e Il Nino, entre muchos otros. La música de Kedusha nace desde el ‘exilio’ en medio del encierro de una pandemia y permite que, en momentos de completa incertidumbre, fuerzas contrarias se manifiesten, pero a la vez equilibren al individuo.

“Decidí empezar a componer un material que servía como catarsis, primordialmente, explorando formas diferentes de sentir la música, no solo a través del bajo, sino la guitarra y la programación de secuencias. No fue sino hasta que el baterista de sesión Juan Montaña hizo su trabajo, a partir de la composición de baterías para la música de Kedusha, que decidimos entrar a estudio y sacar a la luz estas canciones, ya que nos sentimos conectados a través de nuestra música aun siendo completos extraños”, comenta Hans J. Vollert.

Con sus canciones, este proyecto de música instrumental busca que la gente sienta y perciba algún tipo de sensación que lo ponga en contacto con su parte más real para que, a partir de ella, se conecte de una manera más real con los demás. Se trata de hacer “sentir” instintivamente con melodías y no de dar instrucciones a partir de letras.

Su primer sencillo ‘Adam’ es el alma colectiva del ser humano. Allí somos perfectos, iguales y nos rige el amor; la adhesión a la naturaleza y sus fuerzas. Somos solo receptores de luz y ella se recibe únicamente poniéndonos por encima de nuestra naturaleza egoísta y, por eso, necesitamos posicionarnos en un lugar donde tengamos perspectiva, es decir por encima de nuestro odio; en una montaña. Tiene influencias post rock, post metal, ambiental y cualquier expresión en donde no haya cabida para ninguna otra forma diferente a crear desde el interior del ser, no del músico.

La música de Kedusha es ideal escucharla cuando las personas se sientan o busquen paz, aun cuando sientan ira y tensión. Cuando sientan deseo de desconexión, pero se busque una sensación de esperanza para lo que implica ser Ser Humano. Para desearle lo mejor a un ser querido, pero en especial, a un enemigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram